Prehistoria

 


Este sistema está formado por la unión de 5 cavidades (Metrakazulo, Balzola, Abaro-Jentilzubi, Jentilzubi II y Resurgencia de Jentilzubi), a través de tres ríos subterráneos diferentes. Tiene 9 bocas de acceso, siendo el portalón de la cueva de Balzola, la entrada principal con más de 55 m por 25 de alto.


El complejo está formado por una serie de conductos de forma laberíntica con dirección predominante N-S y NO-SE, que presentan secciones características de tubos freáticos con posterior evolución de encajamiento en régimen vadoso y galerías freáticas actualmente activas. Dado el descenso del nivel piezométrico local hasta niveles casi confinados, el agua sólo discurre por las galerías inferiores de meandros y cortas galerías, a excepción de la sima del Abaro, que desde su boca hasta el sifón desciende por varios saltos de agua; y la resurgencia, que está sifonada completamente casi todo el año.


Las galerías activas, configuran secciones meandriformes. Se trata, en algunos casos, de galerías únicas que tienen una preferencia a alargarse en sentido O-E y de tendencia horizontal.


En el caso de Metrakazulo la cavidad ha ido excavando una serie de secciones meandriformes por las que el río discurre incluso a 45 m de profundidad. En Balzola la tendencia es completamente diferente. En esta situación, la cavidad adquiere una configuración en galerías laberínticas. El piso superior de Balzola, que evolutivamente fue el primero en formarse, esta constituido por una única galería en forma de laminador y una anchura media de 5 m. En diversos tramos conecta con el piso intermedio. A lo largo de su recorrido se pueden ver una serie de diaclasas, cruzando los laminadores.



Mapa de la cueva Balzola



Mapa Cueva de Balzola